Vidrio Soplado

A cerca de …

Paulino vive en Tonalá y tiene años trabajando el vidrio soplado. Esta artesanía es de las más utilizadas a nivel nacional en restaurantes. El proceso de elaboración consta en un gran trabajo en equipo que llega a involucrar hasta 4 personas por pieza dependiendo el grado de complejidad. No solo es difícil formar el vidrio, las altas temperaturas y la fuerza para soplar representan un reto para el que lo trabaja. Lo que hacemos es apoyar el diseño y el contacto entre Paulino y los hoteles para crear envases de diferentes tamaños, formas y colores que se adapten a las necesidades del cliente.